Todo o nada.

Organizada por el Real Club de Regatas de Cartagena, la Federación de Vela de la Región Murcia, la Secretaría de la Clase Internacional de Optimist y patrocinada por Volvo, la decimocuarta edición del Gran Trofeo Ciudad de Cartagena ha reunido este fin de semana a un centenar de jóvenes regatistas.

En la “muy noble, fiel y muy leal, siempre heroica” ciudad de Cartagena, la interesante incorporación de valores medioambientales para educar a estos jovencísimos participantes sobre la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático, prometía una regata de grandes emociones y resultados que la meteorología ha hecho imposible llevar a cabo.

En los extremos, del mar a la tierra firme, entre el mucho o ningún viento, la entrenadora Ana Askaeva y sus niños regatistas del Club de Vela, Oliver Iglesias, Ernest Rizzato, Natalia Krupska, Luca Rizzato, Neréa García y Alfonso Giménez, han viajado y enriquecido sus conocimientos, reforzando unos valores que son parte de la instrucción y del entrenamiento.

Mariano Ramón Sánchez, “Vista del Muelle de Cartagena”, siglo XVIII, óleo sobre lienzo, Colección Real, Museo del Prado