Notícias

El conseller Pons admite poco margen de maniobra para ejecutar la sentencia de Andratx

13 de Septiembre de 2017 | Puerto

El conseller Pons admite poco margen de maniobra para ejecutar la sentencia de Andratx

Según publica Gaceta Náutica en su edición digital, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad ha asegurado hoy que la situación generada por el fallo del Tribunal Supremo anulando la concesión del Club de Vela es compleja y que el Ejecutivo tiene "poco margen de maniobra"

Una sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de abril reconoció el derecho de la empresa Iniciatives Portuàris Mirall de Mar de Mallorca, S.L., del empresario Juan Antonio Riutort, a que se le adjudique la concesión administrativa para la explotación de los amarres.

Asimismo, la resolución judicial anuló el acuerdo del Consejo de Administración de Puertos de las Islas Baleares, de 26 de noviembre de 2006, por el que se otorgó la concesión administrativa por un plazo de 30 años al Club de Vela Puerto de Andratx.

Marc Pons ha remarcado que no se trata de una cuestión política. “Hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares que nos manda hacer una serie de cosas concretas. Ahora estamos valorando a nivel técnico y jurídico la manera de dar cumplimiento a esta sentencia”.

Pons ha hecho estas declaraciones en el Club Náutico de Cala Gamba, en una rueda de prensa en la que ha explicado la reordenación de los amarres  y la gestión de la lista de espera. Además del conseller, al acto han asistido el director general de Puertos y Aeropuertos, Xavier Ramis y el gerente de Ports de les Illes Balears, Pedro Puigdengoles.

El conseller ha señalado que, en esta cuestión, el ejecutivo autonómico tiene “poco margen de maniobra” y ha recordado que dispone de tiempo hasta el 30 de septiembre, “en esa fecha tenemos que comunicar la forma en la que ejecutaremos la sentencia”.

El político socialista ha afirmado que este caso genera responsabilidades porque “hubo gente que en un momento dado decidió parar una concesión y buscó vías para no otorgarla, lo que ha acabado con una sentencia que puede suponer un perjuicio para la administración pública”.

Aun así, Marc Pons ha dejado claro que “no estamos en la fase de buscar las responsabilidades, estamos en la de dar cumplimiento a la sentencia. Para la otra vertiente ya habrá tiempo”.

El conseller no ha querido aclarar si Ports IB está haciendo algún tipo de provisión de fondos para las posibles indemnizaciones que se podrían derivar de la ejecución de la sentencia. “Quiero ser prudente, prefiero tener todos los informes técnicos, jurídicos y económicos. Cuando tengamos la decisión la explicaremos con transparencia, pero mientras prefiero dejar trabajar a los técnicos”, ha dicho.   

Por su parte, el Club de Vela Puerto de Andratx, que gestiona esta infraestructura desde hace cincuenta años, ha solicitado al Govern que habilite los cauces administrativos oportunos que le permitan mantener la concesión.

El presidente de Club de Vela Port d’Andratx, Ginés Martínez, considera que “retrotraer la concesión a hace 14 años es absolutamente imposible porque hemos cambiado la mayor parte de la fisonomía del Puerto que había entonces”.

Martínez ha instado al Govern a elegir entre “un modelo de gestión del puerto de carácter local, de calidad, sin ánimo de lucro y con una clara vocación social, contrastado durante cincuenta años, y otro cuya explotación en otros lugares no creemos recomendable para nuestra comarca”.

Por otro lado, El conseller de Territorio, Energía y Movilidad ha anunciado que el Govern va a invertir “34 millones en los puertos de gestión directa", frente al millón de euros que se gastó en la anterior legislatura. Las inversiones irán destinadas a mejorar el servicio y la seguridad, además del mantenimiento de las instalaciones.

Ports IB ingresará 10,6 millones al año en concepto de cánones. Antes de las actualizaciones, que se han producido desde la adaptación a la Ley de Puertos, el ente autonómico que gestiona los puertos ingresaba solo 900.000 euros al año por este concepto.

Ports IB cuenta con 22 puertos de gestión directa con un total de 3.976 amarres. “El objetivo del Govern es cumplir la Ley de Puertos para que el 75% sean plazas de base, es decir, 2.982 amarres al final de la legislatura, lo que permitirá reducir la lista de espera”, ha apuntado Marc Pons.

El conseller ha asegurado que esto “se hará sin ampliar amarres y construir nuevos puertos, sólo optimizando los recursos actuales” y ha destacado que otro objetivo es reducir la lista de espera actual a menos de un millar de personas.